La mente es luminosa en esencia

sarah-ball-370481

La mente es luminosa en esencia y tiene la capacidad de tomar muchas formas.La mente no tiene una forma fija depende a lo que refleje o construya. La mente es como el celular al estar apagado es vacío, pero al encender la pantalla puede reproducir muchas formas : WHatsapp, google, facebook, etc. La mente lo incluye todo ¿ donde vives tu vida? en la mente

Antes que me interesara en las enseñanzas del Budismo, solía tener una mente inquieta y por ello me gustaba estar muy ocupada, pero luego identifiqué una tendencia mía que sentí que debía trabajarla.

En la espera o a falta de tema que me mantenga ocupada, es decir cuando mi mente estaba libre me conectaba con los pendientes, en especial con los pensamientos negativos o de preocupación.  Y me cuestioné ¿acaso tiene que ser así? ¿ no debo dejar mi mente libre para no  inquietarse?

La mente es luminosa en esencia,  hasta la dimensión más oscurecida de nuestros pensamientos , son luz, solo que adoptan una forma agresiva o inquietante. Las apariencias son solo luz, no hay nada fijo.el sufrimiento es producido por  el aferramiento  de una forma particular que no es permanente, que va cambiar. Las cosas no son lo que parecen, son solo luz de conciencia.

Es comprensible sentir dolor porque el mundo fenoménico está hecho de nombres y formas, pero el sufrimiento aparece cuando uno le da carácter permanente a ciertas cosas o sensaciones.  Por ello, hay que cultivar una mente libre, los fenómenos surgen y cesan y la mente se mueve, se tiene que mover porque no es estática, es libre, la clave de la libertad es en no aferrarse a los pensamientos que nacen y cesan.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Anuncios

Meditación de la ira

schicka-307

Luego de calmarnos con la práctica de la meditación, podemos explorar nuestras emociones y explorar escenas del pasado. Empecemos con la meditación de la IRA

¿De donde viene la ira? ¿ de los planes, objetivos, proyectos y metas no cumplidas? ¿de querer controlar las cosas? ¿de querer que el mundo sea como queremos que sea y no aceptarlo tal cómo es? ¿de las expectativas?  ¿ de no aceptarlo tal cómo es? ¿mejor  es empezar a no tener tantas expectativas?

¿Qué hace que pierda la ira? el que tiene ira perdió algo: su claridad y los fenómenos son vacíos de una realidad inherente, la mente es SHUNYA, cualidad vacía, pero se manifiesta. pura potencialidad no dual.

Fue interesante pasar por una meditación de la ira, ya que durante el día no me acordaba haber tenido esa emoción y en realidad sí la tuve  en pequeña dosis con mi mamá durante la mañana, solo que mi mamá muy gentilmente al verme molesta, me abrazó e hizo que me calmara.

 

La realidad intrínseca del dolor

 

chris-ensey-87456

Cuando sintamos dolor, en vez de cerrarmos es más inteligente abrirnos e investigar al dolor, conocerlo. ¿Cuál es la realidad intrínseca del dolor? Usualmente al dolor le damos una serie de atribuciones que no son tan reales.

Es liberador saber que nada tiene una esencia inherente, ok este dolor existe, pero con la experiencia de la vacuidad que te atraviesa.

La experiencia de la vacuidad es un espacio libre de apegos y una persona que medita todos los días tiene esa experiencia todos los días. Todos tenemos la misma potencialidad.

Hay personas que han cultivado el aferramiento a lo material, al sentimiento, mientras hay personas más desprendidas, generosas. Son tendencias que uno hereda de los padres o de otros seres.  Si tengo predisposición al apego, entonces mi trabajo en esta vida es el desprendimiento.

¿Por qué sucede el apego? Uno se apega mucho a algo porque le atribuye intrínsecamente una realidad. uno se apega en realidad a algo que está sujeto a cambio y es ilusorio.

Los fenómenos aparecen y desaparecen. En ese sentido, la felicidad que depende de factores externos es una felicidad relativa a las circunstancias y en realidad la felicidad debe brotar de adentro, que es un campo fértil.

“Todos los fenómenos carecen de esencia inherente, el mundo de los fenómenos puede parecer el mundo del sufrimiento porque estos aparecen y desaparecen. Tener la experiencia de la vacuidad me permite darme cuenta que no hay nada al cual aferrarme. Y posiblemente lo mismo que nos encadena, nos libera” 

El principal problema con la práctica de la meditación tanto en mí como en muchos practicantes es que somos impacientes. Queremos que lo bueno venga rápido, y lo incómodo pase rápido.  Y bueno al estar en meditación lo más probable es que aparezcan pensamientos, el fenómeno mental  surge y le damos un pesar, no tenemos la paciencia de esperar un instante para que el fenómeno cese; en vez de esperar uno desea que suceda rápido, pero para que suceda rápido, uno recrea una historia ( resistencia). Y todo lo que resiste va durar más.

Veamos cómo es el ciclo de los fenómenos mentales

surjimiento (1)

Todos los fenómenos mentales surgen de la vacuidad. Por ejemplo, si me surge una idea angustiosa (ya surgió), evita controlar,enganchar con otros surgimientos para hacer un relato, deja a los surgimientos tranquilos que regresen a la vacuidad

Los pensamientos están vacíos de esencia, sí se reconoce ya no hacen daño, lo que surge es vacío en esencia, libre de nombre y forma.

 

La vacuidad de los fenómenos

viktor-kern-65943

Vivimos en una relación relativa, las cosas existen sin ser. Por ejemplo, esta mesa existe, pero no es, porque probablemente en 400 años no exista, esta mesa es relativa a una dimensión espacio y tiempo y el reino de la verdad es lo que es más allá de los fenómenos cambiantes (tathata significa lo que es más allá de lo relativo, eso indeterminado).

En esta dimensión, toda situación y objeto tiene nombre y forma y pueden ser definidas. Todo fenómeno que tenga nombre y forma pueden conducir al sufrimiento porque yo me aferro a algo que existe y todo cambia, pero las cosas son tal como son.

¿Cómo son los fenómenos en esta dimensión? aparecen y desaparecen. Todos los fenómenos no tienen una realidad absoluta, es decir, son vacíos de realidad intrínseca. Por ejemplo,esta mesa aparece, pero desaparecerá en algún momento. La mesa no es la mesa,es una no mesa.

Evocar esta idea no solo como información intelectual, sino como experiencia. Puede salvarnos del sufrimiento.Por ejemplo este dolor tiene forma y  nombre de sufrimiento, pero no es la esencia.

La sensación de sufrimiento pasa, solo que en ese momento uno  está aferrado porque le da una realidad intrínseca . Mi profesor medio en broma nos dice: el día que pierdan sus llaves o su celular, dirán me he quedado sin un  NO celular o llave.

“Este sufrimiento es un no sufrimiento”. Todo lo que depende de factores no tiene una realidad intrínseca.  Hay que reconocer que la vida es frágil y pasajera, las cosas no tienen una realidad absoluta, nadie es dueño de nadie, las personas se van, etc.

 

 

 

 

 

 

¿Y cuál es tu gancho? soltando,

julia-caesar-15078

Hoy día mi profesor de Budismo nos dejó como tarea que reflexionemos sobre cuáles son nuestros ganchos. La vida nos ofrece ganchos dolorosos y placenteros en apariencia.

“El dolor es inevitable, el sufrimiento es opcional”  Los seres humanos ante el dolor tendemos a buscar explicaciones, resolver, curar, superar, y vamos creando una historia. Si hubiera hecho esto, hubiera hecho aquello, etc. Inventamos una historia de esperanza, de éxito, de ganancia o pérdida con una visión dual de las cosas.

La clave es desengancharnos de nuestros ganchos, sin aferrarnos a algo impermanente, ya que tarde o temprano va a cesar, va a cambiar, no lo hagas sólido con tu mente y suéltalo.

Por ejemplo, imagina que una persona es víctima de una estafa. Desde el punto de vista de la sabiduría, la estafa no tiene valor absoluto, las personas van y vienen, igual que el dinero. Todo va y viene y se transforma.

Y desde el punto de vista de la compasión, esa persona que estafa se estafa a sí misma, siente que su sensación de carencia es sólida y por ello, cree que estafando a la gente va a conseguir los bienes materiales que la conduzcan a la felicidad.

Uno vive la realidad en su mente, con nuestra mente. ¿es una espacio cerrado? gran parte de lo que vivimos es sesgado por nuestras sensaciones y los juicios