¿Y cuál es tu gancho? soltando,

julia-caesar-15078

Hoy día mi profesor de Budismo nos dejó como tarea que reflexionemos sobre cuáles son nuestros ganchos. La vida nos ofrece ganchos dolorosos y placenteros en apariencia.

“El dolor es inevitable, el sufrimiento es opcional”  Los seres humanos ante el dolor tendemos a buscar explicaciones, resolver, curar, superar, y vamos creando una historia. Si hubiera hecho esto, hubiera hecho aquello, etc. Inventamos una historia de esperanza, de éxito, de ganancia o pérdida con una visión dual de las cosas.

La clave es desengancharnos de nuestros ganchos, sin aferrarnos a algo impermanente, ya que tarde o temprano va a cesar, va a cambiar, no lo hagas sólido con tu mente y suéltalo.

Por ejemplo, imagina que una persona es víctima de una estafa. Desde el punto de vista de la sabiduría, la estafa no tiene valor absoluto, las personas van y vienen, igual que el dinero. Todo va y viene y se transforma.

Y desde el punto de vista de la compasión, esa persona que estafa se estafa a sí misma, siente que su sensación de carencia es sólida y por ello, cree que estafando a la gente va a conseguir los bienes materiales que la conduzcan a la felicidad.

Uno vive la realidad en su mente, con nuestra mente. ¿es una espacio cerrado? gran parte de lo que vivimos es sesgado por nuestras sensaciones y los juicios

 

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s