Somos un campo de conciencia ilimitada

sachin-amarasinghe-432886-unsplash

La mente es ilimitada, la conciencia de lo limitado, se identifica con todo lo que surja, se identifica con un sujeto limitado. Las apariencias se disuelven. Por ejemplo, la cólera es una forma, lo que está surgiendo es ilimitado.

El primer voto es no hacer daño: ni a mí mismo, ni a los demás, una sensibilidad muy alta me hace daño. Por ejemplo, la angustia está en la mente temporalmente, la clave es no identificarte con algo de manera absoluta.

Si me identifico con lo que se siente, uno se reduce al tamaño de sus sensaciones.  Crees que eres tus sensaciones, porque te identificas. Si estás habituado a sentir angustia, te habitúas por la sensación de seguridad.

Hay un hábito de identificarse con lo que se siente. Cuando las sensaciones, son muy intensas , te quitan la claridad. No me deja ver que yo no soy eso. Hay que hacer un trabajo de revisión de mis sensaciones.

Si uno mira lo que siente y toma distancia y se da cuenta que no es eso y solo es una sensación engañosa, no se identificará con ello. Son como las drogas,  te dan una sensación ilusoria y hay personas que se quedan sensibilizadas de por vida. El contenedor de la sensación ¿Dónde está? ,

Cuando la mente hierva se da cuenta que no se daña, ni siquiera se juzga,  la angustia puede ser parte de ese espacio ilimitado, inteligente.

Cuando vengan las sensaciones, no hay que rechazar, sino aceptar, abrazar.Es como un ataque de pánico, aceptas que está surgiendo, aceptas que te estás muriendo, abrazarlo, quererlo ! Qué relajación, se autolibera solito!