el Yo

rawpixel-com-250085.jpg

¿Qué es el yo? no es más que un ente provisional temporal. A veces creemos que el yo es inmutable de fábrica. Nos creemos que somos una configuración frecuente de pensamientos, creo que soy esas rutas. y nos identificamos con una “personalidad”.

Nos creemos que somos un relato, es decir, un constructo de datos, interpretaciones, aprendizajes,  emociones, análisis y sin darnos cuenta estamos viviendo literatura. ¿Sería bueno darse cuenta no? Tarde o temprano vas a tener que soltar todas las significaciones, con la meditación suspendemos el relato

¿Quién eres? a veces mis respuestas pueden ser parte del relato, la máscara. Sin embargo, la sensación de ser un YO SÓLIDO es muy fuerte.

Un ejercicio interesante es buscar el YO sin conceptos. ¿lo puedes encontrar? ¿está? verás que no hay un yo sólido.El yo que funciona es parte del funcionamiento de la conciencia, el yo es un punto referencial para ponernos en contacto con la pared, las personas, el cuerpo, y así estructurar nuestras experiencias, y así hacemos un relato de mi postura y lugar en el mundo.

Si reducimos nuestra esencia a la existencia de un YO limitado, nuestra visión de la realidad estaría reducida también. No hay ganancias, ni perdidas porque no hay nadie que sufra, porque no hay un yo sólido.

Atisha decía que la conciencia personal se enmascara en la conciencia no nacida, porque la persona nace y muere, la conciencia personal tiene comienzo y fin.

 

 

Anuncios

Las frases de Atisha

flowers-2523911_640

En el 2011, llevé un Seminario en la Universidad Católica sobre Atisha, un erudito del Budismo tibetano, les comparto algunas de sus enseñanzas aplicables a la vida cotidiana.

Apreciar la vida: La vida es una oportunidad para el despertar del sueño de las apariencias y es un privilegio. Darse cuenta de la completud. “Todos los seres somos budas, iluminados, solo que lo ignoramos”.

La naturaleza de la repulsión y el apego: El apego es un tipo de ansiedad para obtener lo que me da placer. Uno ignora que todos los dramas son un sueño, si algo no tiene una esencia inherente, es como un sueño, no es sólido. En un sueño profundo, aceptamos las cosas con naturalidad a pesar que aveces son extrañas. ¿la vida no será así? los fenómenos no son más que sueños y apariencias.

El pensamiento racional es bueno, pero también hay que suspenderlo porque sino es un obstáculo. La realidad no es solo lo que ves, darse cuenta de algo, que hay algo más que eso. 

Para el Budismo, no hay un ser inherente, no hay esencia del individuo, el individuo sería una espaciosidad mental inteligente y cálida, el yo es circunstancial y mutable. Las cosas son fomas mutables y cambiantes como un sueño.

La mente se mueve, si está muy inquieta, ¿cómo vas a conocer al mundo? , movido, cuando cesa, queda en su estado natural.

Las enseñanzas del despertar son importantes porque no puede ser que mi vida sea solo un sueño, ligada a las apariencias, es bueno reconocerlas y darse cuenta que no es la única realidad.  La vida humana ordinaria no conoce la oportunidad  del despertar, para más concentrada en entretenimiento, poder, sexo, dinero, etc.

 

 

 

 

La trascendencia

15823658_1231359696960600_1249355704220268220_n

Las sensaciones suceden en la mente más que en el cuerpo. El cuerpo es como el harware y la mente la directora de orquesta, la que dirige.

¿Qué es la conciencia? la capacidad de darse cuenta ¿quién se da cuenta? la mente. El estudio de la conciencia es milenario, el Yoga lo hace hace 5000 años. La conciencia no es más que descansar en el instante, darse cuenta de lo que está pasando y esto se aplica a nivel individual y social.

La trascendencia es ir más allá del tiempo y espacio mental, captar una dimensión del sí mismo no sujeta al tiempo y espacio y a la lógica. El camino espiritual escapa de la lógica, es como la mística. Hay cosas que no se pueden definir porque no son definibles y el lenguaje está construido dualísticamente.

 

 

 

 

Todo es perfecto: la vía Dzogchen

chica cocina-01

Ilustración hecha con técnica mixta ( Cynthia )

El lema del Budismo Dzogchen es dejar que todo se auto libere. Si algo no se refuerza ( solidifica), se disuelve y pierde fuerza. ¿acaso solidificas tu impulso? ¿te parece sólido?.

En el Dzogchen, todo es perfecto, hasta las emociones más negativas como la cólera son bendiciones, claro la cólera es negativa si te haces daño con ella, revientas y haces reventar a los demás, pero si usas esa energía para darte cuenta del flujo de la conciencia, observas tu cólera, TOMAS DISTANCIAS Y TE DAS CUENTA QUE NO ERES ELLA, se convierte en tu material de trabajo para el despertar.

El Budismo Dzogchen es la escuela de la auto liberación, en la mente no hay nada sólido, surgen las cosas y se desvanecen,  inmediatamente desaparece y aparece otro surgimiento, todos los pensamientos no son sólidos.

Por ejemplo el trastorno obsesivo compulsivo (TOC)  tiene una respuesta neuronal repetitiva, se genera una configuración neuronal insistiendo en un recuerdo persistentemente, la mente se hace sólida como un muro.

El obstáculo radica que creemos que somos una configuración inmutable de pensamientos, creo que soy esas rutas, un yo lleno de memorias, sensaciones, de afectos, de historia personal, de relatos, de temores, de emociones, de una determinada personalidad. 

¿Que somos? soy un flujo cambiante, instantes de conciencia  cálida

 

 

 

 

 

Los surgimientos

lesly-juarez-307974

Los fenómenos ( cosas, afectos) nacen y mueren y de eso está hecha la vida. Por eso se recomienda vivir instantes de conciencia. Hay gente que se aferra a los instantes de conciencia porque fueron bonitos, pero bien, es humano preferir, disfrutar las cosas, tener derechos, pero ¿ por qué aferrarse? .

Nos aferramos a la sensación de YO, nadie quiere dejar de ser, queremos manipular las circunstancias  ¿ quien recibe las circunstancias? ¿ el yo o la mente? Descubre la conciencia no nacida que va más allá de la vida y la muerte, es como el motor inmóvil que sin moverse mueve todo.

El YO es un organizador del mundo, es necesario para poder manejar esas apariencias engañosas, necesitamos una referencia, un intermediario para ponernos en contacto con la pared, el cuerpo, las personas y así no volvernos locos y estructurar las experiencias, pero en realidad no hay un YO sólido como el que creemos que hay.

El YO es la interfase, el amortiguador de las experiencias, los sentimientos, así crea un relato de tu postura y lugar en el mundo.  Si reduces tu existencia a un YO limitado, tu visión de la realidad está reducida. 

A veces creemos  que el antídoto está en el YO, como si fuera un YO intrínseco y eso causa más confusión, creer a ciegas en un YO crea sufrimiento,  creo en quien le duele.

Deja al YO tranquilo, solito se autolibera

 

 

 

 

 

Deja que el tiempo pase

jakob-owens-172511

Conocer el territorio vivo y cambiante de la mente es una maravilla. Mi profesor de Budismo hace un par de años hizo una traducción de un libro para manejar los ataques de ansiedad o pánico. Lo pueden descargar gratis  aquí 

Cuando siento que se me activan las  emociones  y van en subida, practico

  • ENFRENTAR: No escapes
    ACEPTAR: No luches. Muchas veces al sentir sensaciones incómodas nos decimos: ! No dejaré que esto me afecte, esto es luchar, no aceptar
    FLOTAR: No te resistas a lo que sientes, permite que el cuerpo de afloje. Alguna vez traté de calmar a alguien y me dijo: ¿Cómo quieres que me calme si tengo ganas de gritar ? Sí lo puedes hacer si no te resistes a las sensaciones, deja pasar y continua
    DEJAR QUE PASE EL TIEMPO: Tener paciencia al paso del tiempo

 

La dimensión más profunda

hernan-sanchez-160709

Hoy fue el último día de mi clase de Budismo en la PUCP. He aprendido que somos un todo,pero estamos tan atentos al exterior y a las sensaciones superficiales y dejamos de lado nuestra dimensión más profunda.

Uno nace, va viviendo, va experimentando,  es sensible al dolor, pero también es libre de elaborar la experiencia y de la ignorancia de esa mente luminosa, de la verdadera naturaleza.

Un día soy cobarde, otro día soy valiente, lo que surgió en ese momento es producto de causas y condiciones, vemos las cosas a través de un lente y uno mismo ha creado el color y filtro.

Felizmente nuestra mente luminosa es impersonal, más allá de la persona, no la podría llamar mía, más allá del YO. Es la CONCIENCIA pura y simple, es indescriptible, su funcionamiento es estar consciente de algo.

Puedes conocer el dolor, pero la conciencia que conoce el dolor no sufre, es una función cognitiva.  La mente operativa puede quejarse del dolor, elaborar un relato, una historia, pero la conciencia en sí no sufre, no se identifica con el malestar, la pérdida y así ganamos libertad para tomar decisiones en paz.

Mientras uno tenga conciencia uno puede seguir aprendiendo, y hay una potencialidad  ¿es acaso el proceso de morir una experiencia contemplativa? El proceso de morir es contemplar mi mente y ver cómo mis facultades desaparecen.

La muerte es la conciencia en su desnudez, en su dimensión más pura, hay un sujeto que se apropia de esa experiencia, El sujeto pierde a su mente operativa, su familia, sus posesiones, su vida, pero puede contemplar esa conciencia pura, si te identificas con la conciencia es una liberación. No soy ni mi raza, ni mi mente operativa, nombre, oficio, historia, profesión, fama, etc.

 

 

 

 

 

 

 

 

Misericordia cristiana vs compasion budista

 

hans-vivek-223133

Alguna vez escuché a alguna religiosa católica decirme que para tener misericordia de los demás en principio tenía que  abrazar mi miseria de todo corazón, es decir mis desdichas, solo así podría comprender las desdichas de los demás.

Luego con mucha curiosidad le pregunté a un budista practicante si la compasión budista no sería un equivalente a la misericordia cristiana. y como todo en la vida la respuesta es sí y no.

La compasión budista consiste en acompañar al sufrimiento del otro y a la vez en ese acompañamiento darle paz, pero para darle paz primero tengo que estar en paz, nadie da lo que no tiene. ¿Qué es la paz para un budista? es conocer la verdad de todos los fenómenos. La compasión tiene que ir de la mano con la sabiduría, es decir, cultivar una mente clara y un corazón cálido. 

En el Budismo un requisito previo para la compasión es desarrollar la bondad amorosa ( maitri) , es decir enternecer el corazón de bondad. Por ejemplo, si veo a alguien que sufre me surje ternura y trato de ayudarle, a enseñarle a no sufrir.

¿Qué es la sabiduría para un budista?  que no hay un yo absoluto, ya que es provisional, que me será útil hasta cuando muera, que el deseo, la sensación de carencia puede cesar. Creer en un yo sólido va contra la sabiduría porque le das una realidad intrínseca y este no es más que un instrumento sin realidad inherente, ir más allá y conocer esa pureza original de la mente nos libera.

Y bien lo dice la Biblia

Amaras a Dios  (trascendencia) sobre todas las cosas y a tu prójimo como a ti mismo

 

 

Tipos de conciencias

sabine-schulte-150784

Existe dos tipos de conciencia. Una conciencia ordinaria: qué se da cuenta dónde he dejado las llaves, si la coca cola tiene mucha azúcar, subo a mi auto y voy a mi rumbo. También existe la conciencia pura, que por ejemplo está conciente de conciencia mientras trabaja, te estoy mirando, pero no solo te estoy mirando, sino estoy siendo consciente de qué te esté mirando.

Existe dos formas de vivir el aquí y el ahora

El aquí y ahora convencional. POr ejemplo, estoy en mi casa, estoy escribiendo en mi blog, mi perro duerme al lado mío, mientras mi madre cocina agua de kión en la cocina. Aquí el tiempo y espacio es limitado.

El aquí y ahora no convencional va más allá de espacio y tiempo, es la conciencia que está presente todo el tiempo, solo que no la reconoces, la propuesta budista es sostener esa visión todo el tiempo, pero primero hay que relajar ese yo terco, cerrado, ansioso, deprimido, preocupado,etc. 

¿Qué es la iluminación? ¿qué será, yo no sé nada, dice mi profesor medio en broma, pero lo más cercano sería estar en un estado de conciencia pura mientras haces tu trabajo. La meditación puede ser un medio , pero no es el fin. Llegará una etapa que ya no necesitarás meditación y sostienes esa mirada de conciencia pura, siempre tener presente esa percepción. No estar distraído de esa conciencia pura.

La clave es integrar esa mente operativa (máscara) con la conciencia pura ( más allá de la máscara) para el beneficio personal y de todos.

Nuestra mente es luminosa y puede descubrir lo absoluto a través de lo no absoluto ( fenómenos) ¿Cómo surjen los pensamientos?

 

Si desean profundizar más sobre la conciencia, les recomiendo chequiar este artículo de Dilgo Rimpoche, uno de mis lamas favoritos y admiro su gran capacidad de explicar con mucha didáctica las enseñanzas del budismo Dzogchen.

 

 

La mente es luminosa en esencia

sarah-ball-370481

La mente es luminosa en esencia y tiene la capacidad de tomar muchas formas.La mente no tiene una forma fija depende a lo que refleje o construya. La mente es como el celular al estar apagado es vacío, pero al encender la pantalla puede reproducir muchas formas : WHatsapp, google, facebook, etc. La mente lo incluye todo ¿ donde vives tu vida? en la mente

Antes que me interesara en las enseñanzas del Budismo, solía tener una mente inquieta y por ello me gustaba estar muy ocupada, pero luego identifiqué una tendencia mía que sentí que debía trabajarla.

En la espera o a falta de tema que me mantenga ocupada, es decir cuando mi mente estaba libre me conectaba con los pendientes, en especial con los pensamientos negativos o de preocupación.  Y me cuestioné ¿acaso tiene que ser así? ¿ no debo dejar mi mente libre para no  inquietarse?

La mente es luminosa en esencia,  hasta la dimensión más oscurecida de nuestros pensamientos , son luz, solo que adoptan una forma agresiva o inquietante. Las apariencias son solo luz, no hay nada fijo.el sufrimiento es producido por  el aferramiento  de una forma particular que no es permanente, que va cambiar. Las cosas no son lo que parecen, son solo luz de conciencia.

Es comprensible sentir dolor porque el mundo fenoménico está hecho de nombres y formas, pero el sufrimiento aparece cuando uno le da carácter permanente a ciertas cosas o sensaciones.  Por ello, hay que cultivar una mente libre, los fenómenos surgen y cesan y la mente se mueve, se tiene que mover porque no es estática, es libre, la clave de la libertad es en no aferrarse a los pensamientos que nacen y cesan.